Métricas alternativas al PageRank

Métricas alternativas al PageRank

Los webmasters, SEO, encargados del posicionamiento web, y en general todos los profesionales que nos dedicamos de una forma u otra a la Web, tendemos a darle una excesiva importancia al PageRank.

El PageRank es un índice inventado y utilizado por el motor de búsqueda de Google como medida de la reputación de un sitio web. Recordemos que Google utiliza tanto la relevancia (la calidad del contenido) como la reputación (los vínculos que lo apuntan) para cuantificar la importancia de una URL en los resultados de búsqueda.

La importancia desmedida que le damos al PageRank tiene su base en que éste es un parámetro cuantificable, que podemos medir, y con ello decir si una web es mejor o peor, está mejor o peor considerada por Google, en función de su valor.

Pero como podemos comprobar en infinidad de ejemplos, hoy en día ésto es anecdótico. El PageRank tiene importancia, sí, pero no es tan importante como para decidir si un negocio en la Web es un éxito o un fracaso. De hecho hay sitios web con muchísimo tráfico (incluso cualificado) que tienen un PageRank bajo.

A medida que Google ha ido añadiendo más parámetros de decisión a su buscador, el PageRank ha ido tomando menor importancia. Hasta llegar al día de hoy donde, sin quitarle importancia, podemos afirmar que el índice PageRank no es ni mucho menos decisorio.

Entonces, ¿qué otros parámetros podemos utilizar para medir la influencia o el éxito de un sitio web?

Por ejemplo, Google propone los siguientes:

El índice de conversión: Sin duda se trata del parámetro más importante en cuanto a la monetización de un sitio web o negocio en la Red se refiere. El índice de conversión nos indica cuantos de los usuarios que llegan a nuestra web acaban realizando una compra en el mismo, o cualquier otra acción que deseemos (como el registro en un boletín, afiliarse a nuestra web, etc.).

El porcentaje de rebote: Este parámetro mide la cantidad de usuarios que, una vez llegados a nuestro sitio, “rebotan” o deciden ir a otro. Un índice de rebote alto sería indicativo de que nuestra web no cumple las expectativas del usuario, que decide ir a otro sitio distinto (posiblemente buscando a la competencia). En cambio, un porcentaje de rebote bajo indica que el usuario ha encontrado en nuestra web lo que buscaba, o lo que ha encontrado le ha “enganchado” a quedarse. Los usuarios que entran a una página, e inmediatamente salen, sin ver más páginas del sitio, son “usuarios rebotados”.

El porcentaje de clicks, o CTR: Nos indica cuantos usuarios han hecho click en tal o cual enlace. Si una web se rentabiliza por medio de la publicidad, este parámetro nos mediría el porcentaje de usuarios que hacen click sobre ésta, lo cual es indicativo del éxito o fracaso como negocio.

Éstos no son los únicos parámetros en los que debemos fijarnos para establecer el buen funcionamiento de un sitio web, dependerán de cada sitio en particular, y de cada modelo de negocio. Nosotros debemos pensar en los parámetros particulares de nuestro sitio, e intentar mejorarlos con los cambios oportunos.

Pero se trata de un buen ejemplo de que el PageRank no es la única medida cuantificable del éxito de un sitio web.

¡¡ Comenta este artículo en los foros !!
comenta