La jeringuilla que tapona heridas de bala

La jeringuilla que tapona heridas de bala

Lo que no esté ya inventado… poco van a tardar en inventarlo.

Y es que ahora me encuentro con una jeringuilla que sirve para taponar las heridas de bala, y así evitar que el herido se desangre mientras es trasladado al hospital más cercano.

En el siguiente esquema se puede ver claramente cómo funciona esta jeringuilla “tapa-balazos”, que lo que hace es inyectar una especie de esponjillas superabsorbentes para taponar la herida y evitar la hemorragia:

Cada una de estas esponjillas, ahí donde las veis tan pequeñitas ellas, es capaz de absorber cerca de medio litro de sangre en cuestión de segundos.

Una vez que las esponjas son inyectadas en el agujero de bala, en contacto con la sangre líquida, estas se expanden hasta lograr taponar la herida.

Y claro, se pueden inyectar todas las esponjas que sean necesarias para evitar el derrame de sangre.

Además, las esponjas cuentan con un marcador radiopaco para poder ser localizadas posteriormente, mediante rayos X, y que no quede ninguna dentro del cuerpo del herido.

Comentarios

Se sociable... ¡deja tu comentario!

¡¡ Comenta este artículo en los foros !!
comenta